Para los pueblos indígenas, de una vez por todas…¡Respeto total!

PARA LOS PUEBLOS INDÍGENAS, DE UNA VEZ POR TODAS…¡RESPETO TOTAL!

Por José Luis Barrón

Bacalar, Q. Roo. 10 agosto 2020

Conferencias, pronunciamientos y posturas categóricas con bombos y platillos, es lo que vemos desde 1994 año con año, cuando se conmemora el “Día Internacional de los Pueblos Indígenas”, acciones efímeras que solo quedan ahí en la nota y en la foto del recuerdo porque a la práctica, al menos en Quintana Roo la dignidad de los mayas sigue siendo pisoteada por los grandes consorcios hoteleros establecidos en Cancún y en toda la Riviera Maya.

Asimismo, por la clase política que históricamente ha usado a los dignatarios mayas como botín político; su lengua, tal y como lo señala Mayusa Isolina González Cauich en su conferencia magistral “Derechos de los Pueblos Indígenas”, desde el mismo sistema burocrático se ha intentado desaparecer una y otra vez…

Pero sin duda alguna, la injusticia más grande que han sufrido los indígenas mayas de Quintana Roo es el despojo de sus tierras y la explotación de su cultura, e incluso por consorcios extranjeros, cuando sus pueblos se sumen en la miseria sin que hasta ahora los “grillos” que se desgarran las vestiduras hagan algo real y contundente por ellos y un claro ejemplo de esos abusos es la Biosfera de Sian Ka’an que, por mucho que los seudo ambientalistas que la operan desgañitan hablando del favor que le hacen a los nativos, la cruda realidad es otra.

Por lo que un acto de mera justicia social e histórica, tanto la Presidencia de la República que ahora encabeza Andrés Manuel López Obrador y el Gobierno del Estado con Carlos Joaquín González al frente, deberían revisar el decreto (de 1986 correspondiente al aprovechamiento del Área Natural Protegida (ANP) que se realizó con el fin de mejorar y todos los beneficios que se adquieren de ahí lleguen a la población.

De acuerdo con Victoria Santos Jiménez, integrante del Consejo Ciudadano para la Defensa de Sian Ka’an, nunca ha habido beneficio para las comunidades locales, he aquí la respuesta: Felipe Carrillo Puerto sigue en marginación en el desarrollo, es el pueblo maya originario que menos se ha beneficiado de sus áreas naturales.

Víctimas de esa gran injusticia, ya que son los “Amigos de Sian Ka’an” quienes operan y explotan la zona, por cierto sin rendir cuentas, la entrevistada dijo que desde enero pasado retomaron esta lucha que lleva ya 10 años para exponer tres puntos importantes:

1) La revisión y adecuación del decreto,

2) Determinación de la administración de la reserva que correspondería a ellos y no a los “Amigos de Sian Ka’an” ,

y 3) se construya un megaproyecto para que pueda ser aprovechada de manera sustentable e involucre al pueblo carrilloportense.

Por lo que los integrantes de la organización se reunieron a principios de este año con los senadores de la comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales y Cambio Climático: Verónica Delgadillo Sonora; Alejandra León Gastélum y diputados como Martha Olivia García Vidaña; Armando González Escoto, por mencionar algunos, a quienes plantearon formalmente la petición de análisis y verificación del decreto, a fin de que lo indígenas nativos de la zona centro del Estado tenga acceso al lugar y participación en su aprovechamiento.

Y en espera de una respuesta satisfactoria, también esperan que en Felipe Carrillo Puerto los derechos de los pueblos indígenas ya sean una realidad pues Santos Jiménez destacó que esa fue la cuarta ocasión que se reúnen con las autoridades como una alternativa más, debido a que en las pasadas tres ocasiones no fueron atendidos.

En ese sentido consideró que la revisión el decreto de 1986 correspondiente al aprovechamiento del ANP debe adecuarse a una visión de desarrollo sostenible, que es el proceso mediante el cual se trata de satisfacer las necesidades económicas, sociales, de diversidad cultural y de un medio ambiente sano de la actual generación, sin poner en riesgo la satisfacción de las generaciones futuras.

En 1847 los mayas se levantaron en armas en la denominada “Guerra de Castas”, en esos tiempos carecían de todo derecho social y político, inclusive el de su propia existencia como personas.

La iglesia de San Francisco de Asís que se ubica en la comunidad de Sacalaca, es uno de los vestigios coloniales de la Zona Maya que fue testigo de la lucha y perseverancia por los derechos y un trato digno de las y los mayas.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el desarrollo sustentable es el proceso por el cual se preserva, conserva y protege solo los Recursos Naturales para el beneficio de las generaciones presentes y futuras sin tomar en cuenta las necesidades sociales, políticas ni culturales del ser humano, en esencia es lo que deberían aplicar las dependencias y organizaciones encargadas de “velar” las Áreas Naturales Protegidas (ANP’s) pero eso no es así: venden, rentan, explotan tierras y cultura que no son suyas de acuerdo a sus intereses.

 

Bacalar, Quintana Roo.

Related posts