Carlos Orvañanos: La patética herencia que Carlos Joaquín pretende dejarle a Q R

𝗖𝗔𝗥𝗟𝗢𝗦 𝗢𝗥𝗩𝗔𝗡̃𝗔𝗡𝗢𝗦: 𝗟𝗔 𝗣𝗔𝗧𝗘́𝗧𝗜𝗖𝗔 𝗛𝗘𝗥𝗘𝗡𝗖𝗜𝗔 𝗤𝗨𝗘 𝗖𝗔𝗥𝗟𝗢𝗦 𝗝𝗢𝗔𝗤𝗨𝗜́𝗡 𝗣𝗥𝗘𝗧𝗘𝗡𝗗𝗘 𝗗𝗘𝗝𝗔𝗥𝗟𝗘 𝗔 𝗤𝗨𝗜𝗡𝗧𝗔𝗡𝗔 𝗥𝗢𝗢

La Piedra en el Zapato

Por Carlos Narváez

Carlos Orvañanos es un destacado miembro de la “minoría rapaz” que cogobierna Quintana Roo a través de la coordinación de Comunicación Social del Estado cargo que ocupa con el padrinazgo del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa.

La inmensa fortuna y carrera política del heredero del emporio inmobiliario casas GEO, Carlos Orvañanos Rea, no se puede explicar sin el apoyo de Felipe Calderón.

Carlos Orvañanos y su familia han hecho jugosos negocios al amparo directo del poder.

En el gobierno del priísta Enrique Peña Nieto, su padre Luis Orvañanos Lascuráin presidente del Grupo GEO obtuvo contratos multimillonarios de obra pública.

El Sol de México reportó que según el Sistema de Administración Tributaria durante el periodo de Peña Nieto le condonó al corporativo GEO y filiales más de 3 mil 84 millones de pesos.

El propio Carlos Orvañanos gracias al tráfico de influencias y amiguismos logró que el exgobernador Beto Borge convirtiera su empresa Cervecería de Tulum S. A de C. V en la proveedora oficial de cervezas en el estadio Andrés Quintana Roo que se ubica en Cancún,

Además recibió del Gobierno del Estado 34 millones 800 mil pesos como subsidio a su equipo de béisbol Tigres de Quintana Roo, a través del Instituto del Deporte, según datos obtenidos en transparencia por la A.C. Somos Tus Ojos.

Los miembros de la familia Orvañanos se hicieron multimillonarios en los gobiernos panistas, a expensas de la clase trabajadora.

Diversas investigaciones periodísticas han sugerido recientemente que la bancarrota de Grupo GEO se debió a que sus principales socios utilizaron el dinero de la compañía y de los trabajadores para financiar campañas electorales y para darse una vida repleta de lujos y excentricidades.

En el ámbito político no le ha ido tan mal a Carlos Orvañanos: a sus 28 años de edad ascendió al poder como jefe delegacional en Cuajimalpa en el entonces Distrito Federal (2009-2012), hoy CDMX. Su candidatura aunque usted no lo crea se definió en los mismísimos Pinos.

Carlos Orvañanos ha sido privilegiado, para llegar a la jefatura delegacional de Cuajimalpa contó con el apoyo político del jefe de la Oficina de Presidencia de aquel entonces, Gerardo Ruiz Mateo. Además su campaña electoral fue financiada por Lorenzo Servitje (QEPD), el mandamás de Grupo Bimbo, uno de los hombres más ricos de México, según se publicó en la columna Ciudad Perdida del periódico nacional La Jornada.

Carlos Orvañanos ganó la elección para el PAN en el 2009 en Cuajimalpa con 26 mil 266 votos. En el 2012 anunció sus aspiraciones para contender por el Gobierno de la Ciudad de México, pero ante la artera traición a Ernesto Cordero en la elección interna del PAN para seguir a Josefina Vázquez Mota en su aventura a la Presidencia de la República, sus operadores y patrocinadores afines le retiraron la mano y le azotaron las puertas en sus narices, incluyendo a su principal benefactor Lorenzo Servitje, dejándolo en el ostracismo político por muchos años.

En el 2009, Alonso Cedeño Gutiérrez, autor del documento de la estrategia del Bloque Opositor Amplio (BOA), fue el estratega político de la campaña a la jefatura delegacional de Cuajimalpa de Carlos Orvañanos.

En 2011 Carlos Orvañanos y Alonso Cedeño constituyeron la consultoría “Estrategia en Línea Mx” especializada en marketing político, así como medios y estrategias digitales.

La empresa consultora de Orvañanos y Cedeño fue la encargada de diseñar la campaña de Carlos Joaquin, para la Gubernatura de Quintana Roo, en 2016.

El año pasado el “ideólogo” del BOA y Carlos Orvañanos hicieron un “simulacro” en Quintana Roo rumbo al 2022.

Felipe Calderón le pasó la primera factura a Carlos Joaquín por haberlo apoyado en el 2016 con toda su maquinaria político-electoral para ascender al poder.

En las pasadas elecciones del 2019, Calderón impuso a su delfín Carlos Orvañanos como candidato a diputado local en el distrito 07 de Cancún por el PAN-PRD y PES, resultando un rotundo fracaso.

Hoy la “bendición” de la familia Orvañanos está estrenando juguete nuevo: la jefatura de Comunicación Social del Gobierno de Quintana Roo que es una plataforma política inmejorable para construir su imagen y candidatura al gobierno del estado de Quintana Roo sin ninguna oposición o contrapeso.

 

 

Related posts