A 100 Grados

A 100 Grados

Gobernadores de Quintana Roo y el PapaDe informes y cosas peores

Por David A. Serrano Pech

El próximo sábado será el segundo informe del gobernador Carlos Joaquín González, una relatoría de hechos que, si no se aleja de la realidad, deberá explicar muchos porqués sobre temas que han golpeado a los quintanarroenses en los últimos meses.

El gobernador recién bajado de Europa, con la bendición del Papa en el Vaticano, viene para enfrentar a los quintanarroenses —los especiales— que asistirán a escuchar su informe, primero en el Congreso del Estado y después —se supone— el detalle para la gran masa popular.

Sin duda alguna los temas cruciales serán la seguridad, o mejor dicho, inseguridad en todo el Estado, pero especialmente en la Zona Norte, donde los asesinatos entre grupos del crimen organizado han cobrado ya 386 víctimas sólo en Cancún en lo que va del año, sin dejar atrás a Playa del Carmen, Tulum e incluso el Sur de Quintana Roo.

Será interesante escuchar qué va a decir Carlos Joaquín González de esta espiral de violencia que no cede, que ningún orden de gobierno ha podido detener y parece ser, no les interesa detener.

Violencia que ha cobrado la vida de tres compañeros de medios de comunicación este año, en los que, no sólo no se tienen responsables, sino, que el clamor y reclamo popular de justicia, ha puesto al Fiscal General, Miguel Pech Cen —finalmente— en la guillotina de los diputados de la quizá, peor legislatura local, la XV.

Habrá que ver si en el texto que lee el gobernador el próximo 8 de septiembre, la seguridad e inseguridad sigue siendo cuestión de percepción y no de realidad, e igualmente si, continúa con el mismo discurso del, estamos haciendo todo, y justificando la ineficiencia de este gobierno escudándose en los fantasmas del pasado.

Otra crisis que no tiene nada que ver con el pasado, sino con el presente y la ineptitud de los des-funcionarios de gobierno, un tema meramente local, es el del sargazo.

El gobierno de Carlos Joaquín González primero, no le dio importancia; cuando la situación se convirtió en crisis, no supo responder hasta que vinieron los reclamos y, cuando respondió, no pudo, no ha podido,  ni ha sabido como enfrentar el problema.

Las boyas y vallas marinas para detener el recale de sargazo en el mar y evitar que lleguen a la playa miles de toneladas, simplemente no han dado resultados, no han podido detener la incesante  arribazón del alga, aunque Alfredo Arellano Guillermo, titular de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) afirme e insista en lo contrario.

Y como para grandes males grandes soluciones, los asesores del Gobernador le sugirieron aprovechar el tema y darse una escapadita a Europa para “promocionar” a Quintana Roo y paliar estas crisis con una agenda totalmente local y sin el apoyo y soporte de la Secretaría de Turismo (Sectur) del Gobierno Federal.

El viaje de Carlos Joaquín quizá hubiera sido en positivo si no se hubiera divulgado en redes sociales una foto donde el Gobernador y su familia —dicen que sólo faltó el perico— acuden a saludar al Papa Francisco y le piden bendecir una imagen de la Virgen Morena de México, la Guadalupana.

Emulando a su antecesor, Roberto Borge, sobre el cual presume en sus spots preinforme haber encarcelado a varios de sus colaboradores y recuperado unos 50 millones de pesos del erario, Carlos Joaquín no fue a la Ciudad de México o a Chiapas a ver al Papa como lo hizo en su momento Borge, sino acudió por la bendición al mismísimo Vaticano.

Vaya que el Gobernador sabe cómo distraerse de los problemas cotidianos de su Estado.

Otros temas de los que sí hablará en el informe, pero seguramente escucharemos un panorama del estado ideal, serán la educación, salud, economía pujante y empleo, quizá hablará un poco sobre el campo y no dejará pasar la oportunidad de reafirmarse como Nohoch Suk’um de nuestros siempre olvidados mayas; mientras que en su mensaje político, aún argumentará que está refundando a las instituciones desde sus cimientos.

De lo que no hablará, pero se esperan después del próximo sábado, será de los cambios en su administración.

Algunos miembros del gabinete que están en capilla son el secretario de gobierno, Francisco López Mena, puesto en el que, Carlos Joaquín insiste en poner a Cristina Torres, pese a su fracaso administrativo como presidenta municipal de Solidaridad y, político, tras ser derrotada en la reelección.

Otro que se va, es Rodolfo del Ángel Campos, y llegaría a la secretaría de Seguridad Pública nada más ni nada menos que Juan Martín Rodríguez Olvera, mejor conocido como el comandante “Capulina”, cercano al Gobernador.

Asimismo, está en la guillotina la titular de Educación, Ana Isabel Vásquez Jiménez quien no sólo ha demostrado ineficiencia e ineptitud frente a esa importante secretaría, sino que se visto envuelta en acusaciones de corrupción e incluso, se le ha señalado de sostener amoríos con su subsecretario de Educación Media Superior por los propios docentes.

Son muchos los temas sobre los que el Gobernador tendrá que decir algo en su informe. Dos años de gobierno, o quizá, desgobierno. En el primero, tenía justificación y pretexto, en el segundo y en los que vendrán, no.

Dos años que cambiamos para no cambiar nada, hasta el momento.

Chetumal, QRoo. Septiembre 2018

 

Related posts