A 100 Grados/Limpiando la casa

A 100 Grados/Limpiando la casa

Limpiando la casa

Por DAVID  A. Serrano Pech

A unas semanas de concluir las administraciones municipales, en Solidaridad hay una frenética actividad administrativa y no precisamente por el tema de entrega-recepción.

Tras perder la elección ante Laura Beristain Navarrete, en un proceso electoral de los más sucios que se haya vivido este municipio, la presidenta Cristina Torres Gómez intenta “poner en orden” el talón de Aquiles de su administración: las finanzas.

A unas semanas de concluir su mandato, a doña Cristina nada parece salirle bien desde la dolorosa derrota infligida el 1 de julio por Laura Beristain Navarrete.

Pese a todas las estratagemas puestas en marcha durante y después de su campaña, Cristina Torres no pudo sostener su presidencia, y aunque insistió en el triunfo, mucho antes que las autoridades electorales lo hicieran, su mentor el Gobernador ya había aceptado que perdieron.

Qué le falló y le sigue fallando a Cristina, es la interrogante.

Sólo habría que recordar su historial para encontrar respuestas. Su cercanía a Joaquín Hendricks, con quien trabajó hace algunos años y le concesionó una notaría, su paso por la Desarrolladora de la Riviera Maya, donde abandonó a la Colosio y se ensañó con sus colonos; sus promesas incumplidas desde la primera campaña, especialmente en dos temas: Aguakan y Seguridad Pública.

Durante la campaña, periodo en el que, se saca todo el arsenal contra el adversario, a Cristina la acusaron de estar involucrada en la corrupción y fraudes que se practican en el Ayuntamiento Solidaridad. Nunca aceptó ni desmintió los señalamientos.

Aunque ya sabía que había perdido en las urnas, se aferró a un triunfo inexistente y arrastró al Gobernador quien no la pudo apoyar hasta el final, donde incluso, se corrompió a la autoridad electoral local del municipio.

Hoy, a unos días del cambio de administración, Cristina Torres Gómez sabe que tiene la guillotina sobre la cabeza y está intentando dejar bien limpias las finanzas, sin rastros, sin huellas de lo ocurrido en sus dos años de gobierno.

“Estamos revisando, vamos a ver con qué nos vamos a encontrar, qué nos van a dejar, tampoco crean que me voy a pasar culpando al gobierno actual, de eso se va a encargar la ley si es que incurrieron en algún tema que merezca”, ha advertido con sutileza Laura Beristain Navarrete.

No hay que olvidar que, en el actual Cabildo, la Presidenta electa ha tenido y tiene información de primera mano a través de su hermano, Juan Carlos Beristain el síndico municipal; así que cuando habla, algunos pelos de la burra tendrá en la mano.

Y eso es lo que le preocupa a Cristina Torres Gómez.

Aunado a ello, en las postrimerías de sus mandato, el fuego amigo le sigue causando mella, como la revelación de la adquisición de un predio en Cholul, Yucatán, uno de los fraccionamientos de más alta plusvalía en las inmediaciones de Mérida.

Por el predio, doña Cristina habría pagado dos millones 121 mil 190 pesos de contado y estaría registrado bajo la escritura pública número 2346877 a su nombre, con fecha de julio de este año.

Ante la andanada de señalamientos, Cristina Torres Gómez ha sostenido una débil defensa, argumentando más ingresos adicionales a los que percibe como presidenta municipal.

Orgullosa como es, es poco probable que la aun presidenta municipal se quede como regidora del Cabildo que encabezó y buscará colarse al maltrecho gabinete de Carlos Joaquín apenas concluya su mandato.

Sin embargo, son muchos los adversarios que tiene en frente y otros tantos sus negativos. Hay que recordar siempre que en el juego político no ocupan los cargos los que mejor perfil tienen y, su arribo al equipo de Carlos Joaquín González no es nada seguro.

Por lo pronto, doña Cristina tendrá que ir paso por paso, y el primero será evitar algún desaguisado al dejar Solidaridad, de lo contrario, caeré en el mismo supuesto que le aplicó a su antecesor y sobre advertencia no hay engaño, que la ley se encargará de checar que sí y que no hicieron, bien o mal.

Sin embargo, en tanto llega el 30 de septiembre, limpiemos la casa antes de bajar el telón.

Cancún, Q. Roo. Septiembre de 2018.

Related posts