A 100 GRADOS / Aferradas / Editorial

A 100 GRADOS /  Aferradas / Editorial

A 100 GRADOS

Aferradas

EDITORIAL

Así están Marybel Villegas Canché y Cristina Torres Gómez, tras resultar las grandes perdedores en el proceso interno del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en la elección de candidatos y candidatas a presidentes municipales.

Ante su derrota, Marybel y Cristina se fueron a los tribunales. Creen que ahí podrían tumbar a Mara Lezama y a Laura Beristaín.

Marybel, aunque ya tiene un tiempecito vistiendo los colores de MORENA, no puede ocultar un pasado chapulinesco pasando del PRI, al PRD, al PAN y finalmente al Morenismo.

Cristina sigue el mismo camino. Nació como política en el PRI de la mano de su mentor, Joaquín Hendricks, de ahí saltó al PAN, donde también representó al PRD, para finalmente romper y vestirse de color guinda.

Ahora, ambas, no solo tienen en común un pasado brincando de partido en partido, sino también, una dolorosa derrota que no terminan de aceptar.

A Marybel se le escapa de las manos sus sueños de ser gobernadora. A Cristina, de regresar al poder que sólo disfrutó tres años y dejó ir por un exceso de confianza.

Se ve harto difícil y complicado que, la Coordinación Jurídica del Comité Ejecutivo Nacional y la Comisión Nacional de Elecciones de MORENA pueda concederles la razón.

La decisión tomada para la designación de candidatos a presidentes y presidentas municipales en Quintana Roo, no sólo tenía el VoBo de Mario Delgado, sino también del propio Andrés Manuel López Obrador.

A las dos les dieron atole con el dedo, les doraron la píldora y se la tomaron sin pensar que, ahí arriba, muy arriba, todo estaba dicho, y por más pataletas y brincos, las cosas no van a cambiar.

El 19 de abril inicial las campañas. Son pocos días los que faltan para que ambas, sentadas en su puerta, vean pasar a sus adversarias políticas con la sonrisa en los labios, caminando hacia un segundo periodo administrativo.

Tiempo al tiempo

Cancún, Q. Roo. Marzo 2021

Related posts