Va el gobierno del cambio por más deuda y más años de endeudamiento

Va el gobierno del cambio por más deuda y más años de endeudamiento

Va el gobierno del cambio por más deuda y más años de endeudamiento

Chetumal, Q. Roo. 5 de diciembre 2018

La XV Legislatura autorizó al Poder Ejecutivo que encabeza el gobernador Carlos Joaquín para que, por conducto del titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), renegocie, reestructure, refinancie, cancele y/o termine todas o algunas de las operaciones financieras de cobertura y/o derivados que a la fecha del presente decreto se encuentren vigentes.

El Congreso del Estado autorizó este día a que el Estado reestructure, a un plazo mayor (la deuda está reestructurada actualmente a 25 años), no sólo la deuda pública, sino también los denominados accesorios de dicha deuda.

De acuerdo al diputado Emiliano Ramos Hernández, presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta, el Estado logró la reestructuración de la deuda pública por los años que corresponden a la actual administración, permitiendo bajar un poco más la tasa de interés, así como lograr el mejoramiento de la calificación del estado de Quintana Roo.

Y con la aprobación legislativa de hoy, “se abre una oportunidad para que los accesorios de la deuda pública del estado también puedan ser reestructurados en el mismo sentido”.

Según Ramos Hernández, con estas acciones se disminuirá la tasa de interés y el plazo de los accesorios de cobertura, logrando ahorros por la cantidad de 100 millones de pesos en los próximos cinco años.

La nueva reestructuración de la deuda fue dada a conocer a finales de agosto por la consultura Fitch & Ratings, empresa a la que el Gobierno de Carlos Joaquín recurre para solventar sus peticiones ante el Congreso.

En ese entonces la calificadora informó en un comunicado del 30 de agosto, que en mayo de 2018 la entidad solicitó a sus acreedores bancarios actuales reformular algunas condiciones de sus créditos con el objeto de mejorar el perfil de la deuda pública. El proceso de reestructura está apegado a la Ley de Disciplina Financiera (LDF) y se concretará a través de convenios modificatorios.

De hecho, Fitch and Ratings observó que no se necesitaba la aprobación del Congreso.

“Es importante mencionar que debido a que los financiamientos mantendrán el mismo plazo de vencimiento y perfil de amortización, y no hay un incremento del saldo insoluto, no es necesario solicitar un decreto de autorización”, dice el reporte.

La calificadora también señaló la débil situación financiera del Estado.

“La principal limitante de la calificación de Quintana Roo es su nivel elevado de endeudamiento y, en consecuencia, un servicio de deuda alto que presiona considerablemente los indicadores de sostenibilidad en el pago del servicio de deuda y restringe la inversión realizada con ingresos fiscales ordinarios (IFOs o ingresos de libre disposición). Además, la posición de liquidez del Estado es débil con respecto al monto de pasivo de corto plazo”.

Fitch Ratings asignó calificaciones específicas a cinco financiamientos que contrató el estado de Quintana Roo en diciembre de 2016, por un monto en conjunto de hasta 19,259.3 millones de pesos y saldo insoluto al 30 de junio de 2018 de 18,914.4 millones de pesos.

Su destino fue para el refinanciamiento de 11 créditos bancarios mismos que habían sido contratados entre 2011 y 2015.

Esos créditos a noviembre de 2016 eran los siguientes:

Banobras), por un monto de hasta 5,900 millones de pesos y saldo al 30 de junio de 2018 de 5,858.3 millones de pesos (Banobras 16).
HSBC México, por un monto de hasta 1,698.2 millones de pesos y saldo al 30 de junio de 2018 de 1,677.4 millones de pesos (HSBC 16).
Banorte, por un monto inicial de hasta 3,000 millones de pesos y saldo al 30 de junio de 2018 de 2,796.8 millones de pesos (Banorte 16).
Banco Interacciones, por un monto de hasta 3,656.5 millones de pesos y saldo al 30 de junio de 2018 de 3,605.9 millones de pesos (Interacciones 16).
Banco Multiva, por un monto de hasta 5,004.7 millones de pesos y saldo al 30 de junio de 2018 de 4,976 millones de pesos (Multiva 16).

El 11 de noviembre de 2016, se publicó el Decreto No. 011 mediante el cual el Congreso del Estado autorizó la contratación de financiamientos por un monto de hasta 19,141.8 millones de pesos para refinanciar la deuda pública directa del Estado vigente en ese momento.

Con esa autorización del Congreso del Estado, la deuda pública de Quintana Roo pasó de los 19 mil millones de pesos a 57 mil millones de pesos. El vencimiento de los mismos es en las siguientes fechas:

Los créditos HSBC 16, Banorte 16 e Interacciones 16 tienen como fecha de vencimiento el 14 de diciembre de 2036 y tienen un perfil de amortización creciente de 1.3%.

Banobras 16 que vence el 10 de enero de 2042 y Multiva 16 que lo hace el 14 de diciembre de 2041 tienen un perfil de amortización creciente de 1.5%.

El gobierno de Carlos Joaquín termina en el 2022, y los crédito con vencimiento más cercano a esa fecha concluyen en lo ideal el 2036, 14 años después que el actual gobernador haya dejado el cargo, y tres administraciones estatales después.

Con este expediente en la mano, los legisladores del Congreso del Estado aprobaron este día una nueva autorización para que el gobierno de Carlos Joaquín González a través de la Sefiplan, renegocie, reestructure, refinancie, cancele y/o termine todas o algunas de las operaciones financieras de cobertura y/o derivados que a la fecha del presente decreto se encuentren vigentes, esto es, cualquiera o todos los créditos y sus accesorios.

Related posts