Firman convenio para el desarrollo integral territorial y urbano del corredor regional tren maya

Firman convenio para el desarrollo integral territorial y urbano del corredor regional tren maya

Ciudad de México. 22 de mayo de 2019

El Fondo Nacional del Fomento al Turismo (FONATUR) y el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat) firmaron un convenio para el desarrollo integral regional, territorial y urbano de la región sureste de México, a través del Tren Maya.

El Desarrollo Integral de la Región Sureste de México representa una estrategia nacional de largo alcance, cuya finalidad es mejorar las condiciones de vida de toda la población, crear prosperidad compartida en la región preservando el medioambiente, el patrimonio cultural tangible e intangible y la identidad histórica.

Al respecto, Eduardo López Moreno, titular de ONU Hábitat, comentó que “no son 1,525 Km de vías, son 1,525 Km de oportunidades que mejorarán la calidad de vida de todos los habitantes del sureste mexicano. El Tren Maya llevará derechos y oportunidades a esta región que es una de las más rezagadas del país. Hay una deuda histórica con el sureste de México.»

Por su parte, la Subsecretaria de Asuntos Multilaterales y de Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Martha Delgado, afirmó que ONU Hábitat es uno de los organismos con más experiencia y se ha especializado en temas como transparencia, acceso a la información, ordenamiento territorial y aspectos urbanos. Por ello, la firma de este convenio de colaboración entre Fonatur y ONU Hábitat para el proyecto del Tren Maya, son una muestra más del gobierno por trabajar con apego a estándares internacionales sobre desarrollo urbano y ordenamiento territorial.

En tanto, Rogelio Jiménez Pons, director de FONATUR, afirmó: “vamos a hacer las cosas bien, la ONU es garantía, de renombre, nos acercan a romper paradigmas de cómo se venía haciendo obra pública, fomentando el diálogo y la transparencia”.

Una región sin una planeación regional clara y sin asentamientos humanos debidamente jerarquizados, puede sufrir rezago, pobreza y carecer de oportunidades. Al respecto estudios de ONU-Habitat demuestran que dentro de un proyecto de desarrollo regional integral uno de los detonadores más importante de prosperidad compartida (40%) es la infraestructura de conectividad.

Durante la firma de convenio se destacó que el Tren Maya es un proyecto enfocado al desarrollo integral que se estructura en los siguientes tres puntos:

Desarrollo social para expandir el acceso a oportunidades, servicios urbanos, cultura, recreación, calidad de vida y derechos.

Desarrollo económico para reducir las desigualdades a través de un modelo de bienestar compartido.

Desarrollo territorial, regional y urbano para acercar servicios a zonas apartadas, crear polos de desarrollo, crear infraestructuras con una urbanización estratégica y de acupuntura que proteja el medio ambiente y preserve las zonas arqueológicas.

ONU-Habitat proporcionará apoyo sustantivo y técnico al FONATUR en la definición de los parámetros y estrategias necesarios para construir una propuesta de desarrollo integral del sureste mexicano que creará bienestar, desarrollo y oportunidades para esta región como una forma de saldar una deuda histórica, reducir desigualdades, mejorar la calidad de vida, bajo la premisa fundamental de preservar el patrimonio natural y cultural de la región.

Esta colaboración se fundamenta en:

Crear un corredor regional basado en un esquema de ordenamiento del territorio.

Redefinir el sistema regional de ciudades.

Repensar y cambiar ventajas comparativas de las microrregiones.

Determinar los papeles de intermediación de algunas ciudades para articular zonas urbanas y rurales.

Evitar la generación de desigualdades en el territorio.

FONATUR refrenda la importancia de involucrar a organismos internacionales con experiencia y renombre en un proyecto como el Tren Maya. Estos vínculos institucionales se reflejarán en beneficios tangibles para la población.

Related posts