Conectividad entre Destinos, Factor Fundamental para la Competitividad Turística: Miguel Torruco

Conectividad entre Destinos, Factor Fundamental para la Competitividad Turística: Miguel Torruco

Conectividad entre Destinos, Factor Fundamental para la Competitividad Turística: Miguel Torruco

Ciudad de Mexico, 28 marzo 2019

Al encabezar el abanderamiento del buque “México Star”, el más grande en su tipo de América Latina, de la empresa Baja Ferries, el titular de la Sectur reconoció la importancia de incorporar productos “ancla” y configurar un circuito turístico que detone la economía de la entidad y la región.

Puso como ejemplo de integración regional turística el proyecto del Tren Maya que incorporará a cinco entidades federativas del sureste del país y en cada proyecto, expuso, se busca la preservación del medio ambiente y enaltecimiento de la entidad histórica y cultural de las diversas regiones involucradas.

Por su parte, el presidente del Consejo de Administración de Baja Ferries, Mariano Ruano, informó que para “México Star” se destinó una inversión de 600 millones de pesos, y el buque tiene una capacidad de dos mil 715 metros lineales de carga y 200 pasajeros.

“Estamos muy orgullosos, porque el abanderamiento mexicano de este ferry es un gran paso dentro del sector logístico nacional, en particular para el transporte marítimo y para el impulso de cabotaje a nivel nacional”, afirmó Ruano.

Precisó que el buque “México Star” es el más grande de Latinoamérica en su tipo, con más de 180 metros de eslora (largo de un barco) y una manga de 25 metros (punto más ancho), y se integró a la flota de Baja Ferries  para cruzar por el Mar de Cortés, a través de las rutas que son operadas por la compañía entre Sinaloa y Baja California Sur: Topolobampo-La Paz y Mazatlán-La Paz.

Esto habla de un importante esfuerzo de la empresa “por ser un impulsor del desarrollo social y económico en la zona noroeste de México”, pues además de la generación de empleos directos e indirectos, añadió el presidente del Consejo de Administración de esta empresa, “refrenda nuestra posición como grupo logístico-naviero referente de México, con más de 15 años de experiencia”.

A su vez, Ariel Pozo, director general de la firma, explicó que “la embarcación fue nombrada “México Star” porque refleja la visión de la compañía de ser un líder logístico nacional, expandir su negocio, así como impulsar nuevas rutas de cabotaje en el país.

En este acto, la empresa también concretó las festividades por sus 15 años de historia, en los que ha sido un importante promotor del cabotaje en México, con embarcaciones modernas, servicios integrales y multimodales, especializándose en buques tipo Roll On – Roll Off.

El “México Star” es una nueva insignia de desarrollo y progreso no sólo para Baja Ferries sino para toda la nación, en particular, para las empresas que buscan mejores soluciones logísticas a través del Mar de Cortés, concluyó Pozo.

 

Presenta Grupo Vidanta su línea de cruceros

Por otro lado, reconoció la importancia de contar con una línea de cruceros con bandera mexicana: “es algo que enorgullece a todos los empresarios porque la fortaleza de un gobierno, la fortaleza de todos los prestadores de servicios y la gran atracción que tiene el cuerno de la abundancia, es tierra fértil para seguir creciendo”, dijo.

El titular de Sectur reconoció que Grupo Vidanta siempre ha contribuido a la promoción de México e informó que al cierre de 2018, Cozumel captó 34.3 por ciento del total de cruceros que se llevaron a cabo en las islas caribeñas.

En tanto, Bahamas participó con 25 por ciento, Jamaica con 15.9 por ciento, Isla Caimán con 15.3 y Puerto Rico con 9.6 por ciento, y resaltó que siete millones 858 mil pasajeros arribaron a los diferentes puertos del país, reportando un crecimiento de 7.6 por ciento frente a 2017.

«En lo que corresponde a los dos mil 668 cruceros que llegaron a diferentes puertos de México, también hubo un incremento del 4.3 por ciento», agregó el funcionario federal.

Torruco Marqués detalló que en la participación por zonas, el Pacífico mexicano representó 31.7 por ciento del total de cruceros, con 24.1 del total de pasajeros; mientras que el Golfo de México y el Caribe participaron con 68.3 por ciento del total de cruceros y con 75.9 del total de pasajeros.

El titular de Sectur indicó que los principales puertos de arribo en México en 2018 fueron Cozumel, con cuatro millones 296 mil pasajeros; mientras que Majahual recibió un millón 228 mil (ambos en Quintana Roo); Ensenada (Baja California), con 665 mil 799; y Cabo San Lucas (Baja California Sur), con 431 mil pasajeros.

En conferencia de prensa, el vicepresidente Ejecutivo de Grupo Vidanta, Iván Chávez, aseguró que “por primera vez en la historia, los mexicanos podrán abordar un crucero de lujo en su propio país, es increíble que para tomar un crucero de lujo los mexicanos tengamos que subirnos a un avión e ir a otro país, y subirnos a una embarcación que muchas veces regresa a visitar nuestras propias costas”, dijo.

El directivo señaló que «Elegant», que dará servicio a 298 pasajeros, es la primera de cinco embarcaciones con las que contará Vidanta Cruises, requirió de una inversión de dos mil 700 millones de pesos y genera 450 empleos directos.

“Para crear Vidanta “Elegant” buscamos por todo el mundo un barco clásico de la mayor calidad, lo compramos, lo desarmamos y así como en la hotelería muchas veces se crean hoteles 100 por ciento nuevos dentro de un edificio clásico, hicimos lo mismo con el barco, aprovechando el casco, pero reconstruyendo todo lo demás, eso nos permitió crear un crucero de lujo en sólo 30 meses”, abundó.

La embarcación de 15 mil toneladas cuenta con 149 cabinas con vista al mar, las cuales son 30 por ciento más espaciosas que las de un crucero convencional, ocho cubiertas, 10 restaurantes y bares, piscinas, jacuzzis, spa, gimnasio y tiendas de lujo, entre otras atracciones.

Resaltó que Grupo Vidanta es el único desarrollador turístico de México que opera en tierra y opera en mar; a través de Vidanta “Elegant”, por primera vez en la historia los mexicanos podrán abordar un crucero de lujo en su propio país.

Mencionó que la industria de los cruceros está controlada por pocos jugadores a nivel internacional y que en los astilleros se tardan siete años para construir un crucero.

 

 

Related posts