A 100 Grados/ Mensajes 2, Avances 0

A 100 Grados/ Mensajes 2, Avances 0

Carlos Joaquín González

A  100 Grados/ Editorial

Mensajes 2, avances 0

Por DAVID A. Serrano Pech

El gobernador Carlos Joaquín González incumplió su palabra. Transcurrieron las 24 horas del miércoles 20 de febrero y nunca salió a emitir su prometido mensaje en materia de seguridad a los quintanarroenses.

Como en la primera ocasión, el Ejecutivo posteó en redes sociales su segundo vídeo, solo que lo hizo pasada la media noche, o sea, en los primeros minutos de este jueves.

Casi subrepticiamente, a escondidas, como intentando burlar la atención de los quintanarroenses a los que comprometió su palabra, la videograbación fue subida a su cuenta personal en redes sociales a altas horas de la noche.

Según el propio Gobernador, a esa hora estaría terminando su reunión de los miércoles en materia de seguridad, por lo cual, incluso se hizo acompañar del Fiscal General, Oscar Montes de Oca y de su secretario de Seguridad, Alberto Capella Ibarra.

Carlos Joaquín presumió que en la semana que transcurrió se obtuvieron «buenos resultados», incluso triunfante reiteró su frase preferida desde el inicio de esta administración «en Quintana Roo el que la hace, la paga».

El Gobernador insiste en hacerle creer a los quintanarroenses una mascarada.

En voz del Fiscal, quien junto con Capella Ibarra fueron los encargados de informar «los logros», el primer gran suceso informado fue la detención de Cruz N en Jalisco, a quien presumen responsable de la masacre en un domicilio particular el 20 de enero pasado en Cancún.

Si bien es cierto que, en el marco de colaboración entre estados, el detenido sería remitido a Quintana Roo, cierto es también que esa detención, no se dio precisamente por trabajo de inteligencia según afirmó el Fiscal, sino a un encuentro fortuito que acabó en balacera entre delincuentes y policía.

El segundo «gran resultado», fue otro hecho fortuito que derivó en una persecución y balacera el día de ayer en Cancún donde murió un delincuente, otro fue detenido y tres mujeres que para su desgracia se encontraban en las inmediaciones de los hechos recibieron impactos de bala, según testigos, de armas disparadas por los policías; daño colateral pues.

Y aprovechando la ocasión, ya ni siquiera en voz del Fiscal quien habría tenido mayor autoridad en el caso, Alberto Capella afirmó que el sicario abatido en estos hechos es otro de los autores de la ejecución en la Región 219 donde fallecieron siete personas durante una fiesta en un domicilio particular.

Dos escaramuzas fortuitas entre policías y delincuentes, uno de ellos protagonizado a kilómetros de distancia de Quintana Roo, en Jalisco, son los «buenos resultados» presentados hoy por los subordinados de Carlos Joaquín, después de haberse incumplido el plazo comprometido por el propio Gobernador.

De los otros temas que habló Capella, quizá sirvan para el informe anual de septiembre próximo, porque no corresponden al periodo que ofreció el Gobernador y tampoco al trabajo del propio Capella al frente de la Secretaría de Seguridad Pública, pues muchos de esos datos por no decir que quizá todos, se generaron en tiempos de Rodolfo del Ángel Campos.

Resumiendo, no se ve dónde está el avance del que se presume en este segundo video el Gobernador, y lo que sí se sigue viendo es una estadística de ejecuciones que crece día a día, especialmente en Cancún con una tasa de dos muertes por día.

Si habláramos de homicidios en general, solo en la administración “del cambio” se habrían cometido más de 1500, según cifras oficiales y, hoy por hoy, no se hay culpables ni sentenciados en las cárceles por esos delitos.

Y finalmente, como reza el refrán, una golondrina no hace verano.

Se requiere más, mucho más que dos golpes de suerte. Mucho, mucho más que eso para devolverle la paz y tranquilidad de los quintanarroenses y esa, es responsabilidad del Estado, una responsabilidad que ha incumplido desde hace dos años y medio.

Cancún Q. Roo. 21 febrero 2019.

 

PD.- Sugerencia, ordene a su staff no demorar mucho en la edición de sus videos. Eso de desvelarse, no es de Dios.

Related posts